Skip to content
Coronavirus

UC y BHP desarrollan estrategia para mejorar la respuesta de Chile frente a COVID-19


La Universidad Católica y la empresa BHP han unido esfuerzos para enfrentar la pandemia a través de la iniciativa “Esperanza COVID-19”, que se enmarca en el proyecto marco de la minera “Vamos juntos” y que permitirá desarrollar un sistema de detección rápida del coronavirus para 150 mil personas a través de centros de atención primaria en el área suroriente de la Región Metropolitana, en la Región de Antofagasta y en Iquique. La estrategia, que recibió un aporte de $ 4.500 millones por parte de BHP, considera entre otros puntos, la elaboración de un sistema de derivación oportuna de los casos graves, el aislamiento precoz efectivo y un seguimiento clínico de las personas contagiadas.

Imagen de persona manipulando muestras de estudio en laboratorio

photo_camera En una siguiente etapa, el proyecto “Esperanza COVID-19” considera una propuesta de apoyo al estudio e investigación del virus y su impacto. Banco de imágenes

Con el objetivo de generar una estrategia integral para mejorar la respuesta nacional y local de Chile frente a la pandemia por el coronavirus, la UC y BHP  desarrollaron una alianza estratégica, que recibió un aporte de $ 4.500 millones por parte de la empresa minera. El proyecto denominado “Esperanza COVID-19”, que se enmarca en el proyecto marco de la minera “Vamos juntos” y que cuenta con la participación de la Red de Salud UC CHRISTUS, fue desarrollado por la Facultad de Medicina de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Entre los principales ejes del plan se implementará un programa de detección rápida del coronavirus y una vigilancia clínica y comunitaria del 100% de los casos a través de la atención primaria de salud del Servicio de Salud Metropolitano Suroriente, de la Región de Antofagasta y de la ciudad de Iquique. De esta manera se logrará desarrollar un sistema de identificación masiva para más de 150 mil personas, lo que permitirá también aislar oportunamente a los contagiados de sus contactos, evitando así la propagación de la enfermedad. Por otro lado, esta estrategia, que se coordinará de común acuerdo con las autoridades locales y regionales, facilitará la derivación de los casos con agravamiento clínico. 

Se logrará desarrollar un sistema de identificación masiva para más de 150 mil personas, lo que permitirá aislar oportunamente a los contagiados de sus contactos, evitando así la propagación de la enfermedad.

“Este proyecto significa realmente la cristalización de un esfuerzo de la Universidad Católica, a través de su Facultad de Medicina y su Red de Salud UC CHRISTUS en conjunto con la empresa privada, a través de BHP, y lo que busca es aumentar de manera muy significativa la capacidad de diagnosticar la epidemia de COVID-19 en la población vulnerable del sector suroriente de nuestra Región Metropolitana, las comunas de Puente Alto y La Pintana, y la población vulnerable de la Región de Antofagasta”, afirmó el rector Ignacio Sánchez.

Destacó que se trata de un ejemplo de articulación de la universidad en conjunto con el sector privado que permite contribuir frente a una situación tan compleja como la del COVID-19. Asimismo, agregó que el trabajo se desarrollará conjuntamente con la Universidad de Antofagasta y que participarán expertos de las áreas de medicina familiar, de infectología y de salud pública de la UC y especialistas de la ciudad nortina. “Felicito la iniciativa y el trabajo que van a hacer hombres y mujeres profesionales dedicados a entregarse por entero a los que más lo necesitan”, añadió. 

"Se trata de un ejemplo de articulación de la universidad en conjunto con el sector privado que permite contribuir frente a una situación tan compleja como la del COVID-19"- Ignacio Sánchez, rector.

En tanto, Daniel Malchuk, presidente de operaciones de BHP Minerals Americas, sostuvo que “esta crisis nos exige soluciones rápidas y colaborativas y es muy importante el trabajo conjunto de muchos actores, ya sea de la industria privada, centros de salud y por supuesto autoridades sanitarias para poder enfrentarla”. En tal sentido, Malchuk explicó que BHP decidió realizar una inversión de aproximadamente US$ 8 millones en un proyecto llamado "Vamos Juntos", en el que se inserta el plan conjunto con la UC.

“Establecimos una alianza con la Universidad Católica, para facilitar la detección precoz del coronavirus, a través de 150 mil test rápidos en apoyo a Centros de Atención Primaria, que incluye la habilitación de 10 unidades de tomas de muestras con unidades fijas y carpas móviles en la zona sur De Santiago, en las regiones de Tarapacá y Antofagasta, donde se encuentran nuestras operaciones en Chile”, agregó. 

“Esta crisis nos exige soluciones rápidas y colaborativas y es muy importante el trabajo conjunto de muchos actores, ya sea de la industria privada, centros de salud y por supuesto autoridades sanitarias para poder enfrentarla”- Daniel Malchuk, presidente de operaciones de BHP Minerals Americas.

Este modelo, que también podría ser escalable a nivel nacional, junto con incrementar la capacidad de diagnóstico de la población -aspecto crucial en el combate al COVID-19 según se ha podido comprobar en otros países que han logrado reducir la curva de incremento de enfermos- también ampliará la capacidad de los laboratorios.

“Buscaremos precozmente a los contagiados, haremos la trazabilidad de sus contactos y le daremos seguimiento clínico a ellos y sus familias a través de los centros de atención familiar”, explicó Felipe Heusser, decano de la Facultad de Medicina de la UC.

La estrategia “Esperanza COVID-19” también incluye la habilitación de un servicio telefónico dedicado 24x7 para la identificación de casos, que podrá atender 10 mil llamados diarios y que permitirá derivar a las personas a tele-consulta u otros servicios.

“Buscaremos precozmente a los contagiados, haremos la trazabilidad de sus contactos y le daremos seguimiento clínico a ellos y sus familias a través de los centros de atención familiar- Felipe Heusser, decano de la Facultad de Medicina 

Se implementará un operativo para ampliar la capacidad de las unidades de toma de muestras para realizar el test a 2.000 posibles casos diarios. El proyecto considera aumentar la capacidad de procesamiento del Laboratorio UC CHRISTUS, a través de la adquisición de nuevos equipos de análisis para maximizar la velocidad de procesamiento de muestras. En una primera etapa se espera duplicar la capacidad actual de exámenes diarios, y con el nuevo equipamiento se pretende triplicarla. El innovador sistema entregará los resultados directamente al celular del paciente en un plazo de 24 horas.

Incluye la habilitación de un servicio telefónico dedicado 24x7 para la identificación de casos, que podrá atender 10 mil llamados diarios y que permitirá derivar a las personas a tele-consulta u otros servicios

Apoyo a población vulnerable

Como miembro de la Mesa Social COVID-19, instancia que agrupa a ministros de gobierno, representantes de municipalidades, del Colegio Médico y expertos en salud, el rector Ignacio Sánchez puso a disposición del país la experiencia que tiene la Universidad Católica en el ámbito de la medicina y otras especialidades. Es así como quedó a cargo de la coordinación de la detección de personas contagiadas y trazabilidad de contactos y la implementación de un mayor número de tests, entre otros temas.

Entre las medidas que considera el plan “Esperanza COVID-19” se busca asesorar a los Centros de Salud Familiar (Cesfam) de la Región Metropolitana, la Región de Antofagasta e Iquique, aprovechando el conocimiento que tiene la UC en el ámbito de la medicina familiar, medicina interna, infectología y epidemiología. Este apoyo que se hará extensivo a autoridades locales y jefes de servicios de salud consiste en la posibilidad de desarrollar recomendaciones para el control de la epidemia, como mapeos y modelamientos.

Se busca asesorar a los Centros de Salud Familiar (Cesfam) de la Región Metropolitana, la Región de Antofagasta e Iquique, aprovechando el conocimiento que tiene la UC en el ámbito de la medicina familiar, medicina interna, infectología y epidemiología.

A través de los sistemas de telemedicina que ya se encuentran funcionando en los Centros Áncora UC, se pretende responder consultas del personal de los Cesfam y también de eventuales pacientes, evitando de esta manera que las personas deban acudir y que se produzcan aglomeraciones en los recintos hospitalarios. En el caso de aquellos pacientes que presenten una mayor gravedad y que requieran controles médicos, se considerará una eventual visita domiciliaria con la protección adecuada del personal clínico y de los mismos pacientes.

El plan también considera conformar un sistema de apoyo domiciliario vía telemedicina o comunicación telefónica con la población de mayor riesgo, con la finalidad de contribuir a que estas personas eviten problemas de salud y descompensaciones. Esto permitirá reducir hospitalizaciones evitables, con la consiguiente mayor disponibilidad de camas y recursos hospitalarios para atender a los pacientes con COVID-19.

Se implementará un sistema de apoyo a pacientes de alto riesgo por un plazo de tres meses, con la posibilidad de extenderlo a seis meses en las dos regiones.

Por otra parte, BHP implementará un programa de apoyo en las comunidades donde opera y a grupos de riesgo vulnerables en las regiones de Antofagasta y Tarapacá. Entre las medidas para ayudar a las comunidades de la empresa, que en Chile opera Minera Escondida, Minera Spence y Compañía Minera Cerro Colorado, se encuentran: la entrega de insumos de primera necesidad, sanitización de áreas públicas, acondicionamiento de espacios comunitarios destinados al aislamiento ante potenciales casos y apoyo a la red del Estado para aumentar rondas médicas, insumos y vacunación de personas de alto riesgo.

En una siguiente etapa, el proyecto “Esperanza COVID-19” considera una propuesta de apoyo al estudio e investigación del virus y su impacto, que incluye un mapeo que permitirá alimentar modelos predictivos que permitan ir actualizando propuestas concretas para enfrentar la contingencia, y una estrategia de apoyo a la investigación básica, clínica, epidemiológica, psicosocial y bioética del coronavirus en Chile. El propósito es generar antecedentes para la investigación que permita desarrollar nuevas buscar formas para prevenir, enfrentar y prepararse a nivel nacional frente a situaciones como la experimentada por esta pandemia. 
 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado