Skip to content

Descubren valiosos hallazgos arqueológicos en la Araucanía


El hallazgo y estudio de las piezas, que fue liderado por un equipo de la Escuela de Antropología, permitirán conocer con mayor profundidad la vida doméstica de quienes pertenecieron al complejo El Vergel, comunidades pre mapuche que habitaron en la zona centro sur de Chile hace aproximadamente mil años.

imagen correspondiente a la noticia: "Descubren valiosos hallazgos arqueológicos en la Araucanía"

photo_camera Cerámica de decoración incisa y obsidiana, posiblemente correspondientes a antiguos mapuche entre el año mil al 1500 d.C., son los principales hallazgos encontrados en Renaico. (Crédito fotográfico: Proyecto Renaico)

“Renaico: Arqueología entre árboles y viento” es el nombre de la muestra que se exhibe en el Museo Regional de la Araucanía, la que recoge los importantes hallazgos arqueológicos efectuados en el Parque Eólico de Enel, emplazado en aquella localidad. Estas pesquisas fueron realizadas por un equipo encabezado por el académico de la Escuela de Antropología Roberto Campbell, a través de una consultoría iniciada en 2018.

Los principales descubrimientos consisten en trozos de cerámica de decoración incisa, los cuales permitieron -de forma inédita para la arqueología de la zona- reconstruir la base de una vasija. En cuanto a la cultura y época a la que pertenecen estas piezas, se presume que corresponden a antiguos mapuche, en una época que va desde el año mil hasta el 1500 d.C. En términos arqueológicos, en tanto, se trara del complejo El Vergel. Con ellos llega la agricultura y se construyen artefactos de metal y montículos. La cerámica de este periodo se caracteriza por estar ya inserta en la vida cotidiana de las personas, con una funcionalidad más clara.

Orígenes del proyecto

Las excavaciones comenzaron en 2011, como parte del proceso de evaluación ambiental del parque eólico que Enel instalaría en Renaico. Entonces, este proyecto comenzó por el reconocimiento de presencia de restos arqueológicos en los predios donde se instalaría el parque, para posteriormente iniciar el sondeo de los sitios y luego, su rescate.

Hay material arqueológico sumamente interesante y novedoso para lo que se conocía en la zona norte de la Araucanía. Por ejemplo, hallamos cerámica con decoración incisa. Sabíamos que en la arqueología de la zona se habían reportado previamente hallazgos similares, pero nunca en tanta cantidad y diversidad como lo encontrado en el parque eólico”, comenta el arqueólogo Roberto Campbell.

La Escuela de Antropología fue contactada por Enel en 2017, con el fin de evaluar la valía de las piezas encontradas durante el primer proceso de excavación realizado entre 2011 y 2016. Una de las ventajas de realizar este análisis es que se contaba con material obtenido durante un proceso controlado y en una excavación reciente. En general, no es común trabajar en contextos similares ya que los hallazgos suelen ser bastante más antiguos.

Así, aparte de los restos de cerámica, aparecieron dos tembetás, una especie de adorno corporal que usaba debajo del labio inferior. Ambos son los dos primeros reportados en la Araucanía; hasta entonces solo se habían pesquisado en los alrededores del río Maule. Además, se halló obsidiana -especie vidrio volcánico- en gran cantidad para una zona que se encuentra a 150 km de la fuente más cercana.

Hacia fines del 2018, la Escuela de Antropología UC fue invitada oficialmente a incorporarse al proyecto. “Comenzamos a hacer excavaciones en diciembre de 2020 y hasta junio de 2022, desarrollando cinco campañas de terreno, contando con un equipo de entre diez a veinte personas. Excavamos alrededor de 100 a 150 pozos, complementando y agregando información a la que ya teníamos. Pudimos investigar esta zona de mejor forma. Contábamos con una imagen acotada del lugar –de 100 por 100 metros–, y a partir de estas excavaciones logramos expandirla mucho más, hasta completar un perímetro de un kilómetro”, explica Campbell.

Esta pesquisa permitió observar sectores ocupados más tempranamente y otros más recientemente. Se trata de un área que, si bien fue usada sistemáticamente al menos desde el 600 D.C, no fue ocupada de forma homogénea. Preliminarmente, los hallazgos denotarían que el lugar estuvo mucho más densamente poblado que lo que creía, siendo, probablemente, un lugar donde se congregaron personas que venían de distintas zonas. El que se encontrara obsidiana tan lejos de su fuente, podría indicar que existió una red de intercambio.

“Durante la última campaña de excavaciones realizada en junio de este año, encontramos varios fragmentos de una vasija en un sector bastante acotado, así que pudimos reconstruir la base de la pieza, la cual poseía también con decoración incisa. Hasta la fecha, sabíamos que este tipo de decoración existía, pero hasta hoy en ningún museo existe una pieza completa. Por primera vez, contaremos con una imagen de cómo podrían haber estado dispuestas las decoraciones en estas piezas”, cuenta Roberto Campbell.

Este hallazgo es particularmente relevante para la historia de la arqueología en la zona de la Araucanía. Si se estudia el trabajo que realizan actualmente los ceramistas de la zona, está basado en el conocimiento que la memoria y que los arqueólogos generan. Así, solo se concibe la cerámica modelada y pintada. Gracias a esta investigación en Renaico, en cambio, podría insertarse un nuevo tipo de decoración y arte, los incisos.

“La arqueología en la Araucanía hasta los años noventa se enfocó en los contextos de cementerios y en vasijas enteras. En este sentido, hay una faceta de las vidas cotidianas de la gente antigua que no se consideraban, su mundo doméstico. Estas excavaciones nos permiten acceder a los espacios donde la gente vivió por mucho tiempo. Necesitamos pensar cómo eran estas sociedades desde lo doméstico”, concluye el profesor.

La muestra

En la inauguración de la muestra, que estará abierta hasta enero de 2023, participaron el director del Campus Villarrica UC, Gonzalo Valdivieso, la directora de la Escuela de Antropología UC, Marjorie Murray, Miguel Chapanoff, director del Museo Regional de la Araucanía y Álex Palma, gerente del área de Salud, Seguridad, Medioambiente y Calidad de Enel.

Créditos exposición

Producción general: Jaime Coquelet
Arqueólogos: Roberto Campbell, Víctor Méndez, Constanza Roa 
Museografía: Mónica Bengoa
Diseño y web: Loreto Ulloa
Animaciones: José María Larreboure
Fotografía: Mónica Bengoa, Víctor Méndez
Video y sonido: Víctor Méndez, Catalina Gómez
Asesoría en diseño universal: Consuelo Altamirano, Jacqueline Atala, Manuel Mora
Material educativo: Consuelo Altamirano, Josefina Iribarra


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado