Skip to content

Ingeniero y profesor UC Mario Hiriart es reconocido como Venerable Siervo de Dios


La noticia sobre la autorización del Papa Francisco del decreto que reconoce las virtudes de quien fuera estudiante y docente de la Escuela de Ingeniería llena de alegría a toda la comunidad universitaria. Según señala el rector Ignacio Sánchez, su trayectoria en la institución dejó una huella profunda por su calidad humana, cercanía, humildad y gran fe en el Señor. “Mario Hiriart es un ejemplo a seguir para todos quienes trabajamos en la UC”, dice.

photo_camera El pasado sábado 22 de febrero, el Papa Francisco autorizó a promulgar el decreto que reconoce las virtudes heroicas del Siervo de Dios Mario Hiriart Pulido, laico, ex alumno de la Facultad de Ingeniería y académico UC | Foto: Iglesia de Santiago

El Papa Francisco autorizó a promulgar, este sábado 22 de febrero, el decreto que reconoce las virtudes heroicas del Siervo de Dios Mario Hiriart Pulido, laico, exalumno de la Facultad de Ingeniería y profesor UC nacido en Santiago el 23 de julio de 1931 y quien falleció en Milwaukee (Estados Unidos) el 15 de julio de 1964.

Según se detalla en el boletín de la Sala Stampa del Vaticano, el 21 de febrero de 2020, el Papa Francisco recibió en audiencia al cardenal Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Durante la audiencia, el pontífice autorizó a dicha Congregación a promulgar diversos decretos, entre ellos el que reconoce las virtudes heroicas de Mario Hiriart.

El paso del ahora Venerable Siervo de Dios por la Universidad Católica se inicia en 1948, cuando ingresó como alumno a la Facultad de Ingeniería. Allí destacó como persona, estudiante y ejemplo de fe, y más tarde como profesor universitario, entre 1960 y 1963. Mario Hiriart dejó una huella en todos los que lo conocieron personalmente en las diferentes etapas de su vida y en las distintas actividades que realizó.  

Mientras cursaba su carrera, junto a un grupo de estudiantes forjaron ideales y planes futuros para contribuir en su condición de ingeniero en la renovación y modernización cristiana del país. Con gran determinación todos los miembros del grupo se dispusieron a entregarlo todo para la renovación de la sociedad.  

Su lema “ordinaria extraordinarie”, de hacer extraordinariamente bien lo ordinario, lo adoptó como su camino de “santidad de la vida diaria”. Tan bien siguió Mario Hiriart ese desafío, que se le otorgó al final de los estudios el premio “Marcos Orrego Puelma”, concedido por el Instituto de Ingenieros de Chile al egresado con las más altas calificaciones durante sus seis años de estudios universitarios y a la mejor memoria de título del año (1955).

“La noticia de tener al profesor Mario Hiriart como Venerable hijo de Dios nos llena de alegría a toda la comunidad universitaria. Su trayectoria de alumno y profesor de la Escuela de Ingeniería dejó una huella profunda por su calidad humana, cercanía, humildad y gran fe en el Señor.  A través de su trabajo universitario fue capaz de realizar su labor pastoral por medio del ejemplo en sus actividades diarias, fue un verdadero testigo de su labor de profesor universitario católico”, señala el rector Ignacio Sánchez.  

Luego agrega que, su labor en el movimiento de Schoenstatt fue de gran importancia en Chile y Latinoamérica. “Mario Hiriart es un ejemplo a seguir para todos quienes trabajamos en la UC”, dice. 

“La noticia de tener al profesor Mario Hiriart como Venerable hijo de Dios nos llena de alegría a toda la comunidad universitaria. Su trayectoria de alumno y profesor de la Escuela de Ingeniería dejó una huella profunda por su calidad humana, cercanía, humildad y gran fe en el Señor". Rector Ignacio Sánchez.

Por su parte, en un artículo del padre Joaquín Alliende en la Revista Humanitas de junio de 1998, el profesor Juan Enrique Coeymans recuerda que lo conoció en dos planos: en la universidad, como subdirector de la Escuela de Ingeniería, y también como profesor de matemáticas de primer año. Dice que era un hombre profundo, cálido, de una cultura amplia y seria en todos los campos, y con una sensibilidad religiosa fina, honda y equilibrada. “Creo que era un ingeniero humanista, que vivió heroicamente la santidad de lo cotidiano, del trabajo y de la familia”, señala. 

Puedes ver el texto completo de la Revista Humanitas haciendo click aquí.



Biografía del nuevo Siervo de Dios

Mario Hiriart Pulido nació en Santiago el 23 de julio de 1931. En 1948 ingresó a la Facultad de Ingeniería en la Universidad Católica donde se tituló en 1953 y ejerció como profesor de dicha universidad entre 1960 y 1963.

En 1949 conoció el Movimiento de Schoenstatt y decidió entrar al primer grupo de caballeros del Santo Grial y ese mismo año se consagró a la Santísima Virgen como laico del movimiento. Trabajaba como ingeniero profesional en la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO).

En 1957 viajó a Brasil para formarse en el Instituto Secular Hermanos de María de Schoenstatt y realizó su incorporación en 1959.

En 1964 se le diagnosticó un cáncer terminal mientras estaba en Milwaukee (Estados Unidos) para hablar con el fundador del movimiento, Padre José Kentenich. Finalmente murió a los 33 años el 15 de julio de 1964. Al año siguiente sus restos fueron repatriados hasta el Santuario de Schoenstatt en Bellavista de La Florida (Santiago).

En 1998 se abrió la causa de su beatificación de manera diocesana y cierra esa fase en el año 2004, desde Roma se decretó la validez del proceso en 2007 y en 2012 se entregó la positio para su estudio en el cuerpo de teólogos y cardenales.

En noviembre de 2019 el postulador de la causa de Mario Hiriart, el p. Eduardo Aguirre, había anticipado que desde la Congregación de la Causa de los Santos se supo de "la respuesta final de que el Congreso de Teólogos se ha manifestado unánimemente de forma afirmativa y sin ningún reparo sobre la causa".

(Fuente de su biografía: Sala Stampa - Proyecto Causa de Santos en Chile, Vaticano, 22-02-2020)

En 2004, la historiadora Isabel Margarita González Morandé publicó una biografía de Mario Hiriart a través del Centro de Estudios Bicentenario, que rescata gran parte de su vida, sus viajes, su lucha y su sueños. Puedes tener más información de este libro haciendo click aquí.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado