Skip to content
Open Sea Lab:

Instalan primer convertidor de energía marina a escala real de América Latina


Se trata de una boya anclada a dos kilómetros de ECIM UC en Las Cruces, que será un impulso para desarrollar la industria de energías marinas renovables en el país, así como entregar información relevante sobre cambio climático, corrientes y marejadas, y aportar a la formación de personas.

photo_camera El movimiento de las olas permite que el convertidor de energía marina suministre su propia energía, que a su vez alimenta una serie de instrumentos que permitirán observar y medir en tiempo real el mar costero de la Bahía de San Antonio, en la Quinta región. (Fotografía: Instalación de la boya/Open Sea Lab)

Si se observa a dos kilómetros mar adentro desde la Estación Costera de Investigaciones Marinas (ECIM) en las Cruces, región de Valparaíso, se alcanza a divisar un “puntito” que se balancea. En realidad, se trata de un convertidor de energía marina a escala real, el primero de América Latina y el quinto en el mundo en su tipo, recién instalado en nuestra costa.

En simple, el dispositivo consiste en una boya capaz de generar energía de las olas para alimentar un completo sistema de observación y medición del océano. Esto, como parte del proyecto “Open Sea Lab”, una plataforma abierta de investigación que busca impulsar los estudios científicos interdisciplinarios y aportar a la generación de una industria que hoy día no existe en Chile: las energías marinas renovables. Asimismo, también entregará información relevante respecto de otros ámbitos del océano costero, como cambio climático, corrientes y marejadas.

"Este es un proyecto de suma importancia para nuestra institución y que dará un gran impulso a la investigación interdisciplinaria en ciencias del mar en general, y al desarrollo de las energías marinas renovables en el país. La posibilidad de contar con una plataforma integrada de observación del océano costero, que entregará datos en tiempo real y libres para la comunidad científica, es un anhelo de muchos años de gran parte de los investigadores relacionados con los ambientes costeros de nuestro país”, afirma el vicerrector de Investigación Pedro Bouchon.

“Esta iniciativa viene a coronar casi cuatro décadas de investigación científica. Es un hito. Nos abre a la posibilidad de gatillar y acelerar el trabajo interdisciplinario”, dice, con gran satisfacción, el director de ECIM Sergio Navarrete. “Esta porción de océano es crítica para entender el cambio climático. Nos va a permitir mejorar enormemente nuestras capacidades de observación”, agrega.

Anclada al mar
 

Pinche los puntos en el mapa para obtener información respecto de ECIM UC y Open Sea Lab.

La boya, de tipo Power Buoy (PB3), mide 13 metros de largo en  total -10 metros bajo superficie del mar- y estará anclada, flotando sobre una profundidad de 35 metros de fondo. Para producir electricidad, la boya aprovecha la energía generada por el movimiento de las olas. Con éstas, el flotador se mueve de forma ascendente y descendente del mástil. Este movimiento vertical impulsa un sistema mecánico giratorio, que, a su vez, mueve un generador.

La energía generada se almacena en baterías ubicadas dentro de la misma boya y sirve para mantener los distintos instrumentos que dependen de ella. Como un perfilador acústico de corrientes marinas, que permite medir la dirección de las corrientes, el oleaje y la energía que generan las olas. También cuenta con un radar que mide corrientes y oleajes en toda la bahía de San Antonio.

“Esta iniciativa viene a coronar casi cuatro décadas de investigación científica. Es un hito" - Sergio Navarrete, director ECIM UC.

Un ecosistema de investigación

Vea este video preparado por MERIC en que se explica en qué consiste Open Sea Lab. 

Como explica Sergio Navarrete: “Toda la data que se genere va a estar disponible en tiempo real -a través de una aplicación de libre uso- para que ojalá muchos colegas puedan usar la información y de esta manera, mejorar los modelos que tenemos actualmente”.

Esta información permitirá trabajar de manera simultánea en laboratorio, es por esto que ya se está diseñando un curso en conjunto con la University of California Davis, que impulsará el trabajo conjunto entre ingenieros y biólogos marinos para resolver problemas reales, que estará a cargo del profesor de Ingeniería Cristián Escauriaza. “La formación de personas es un aspecto sumamente importante para nosotros”, agrega el director de Ecim.

“El Open Sea Lab viene a consolidar el carácter interdisciplinario y de investigación avanzada liderado por las facultades de Ingeniería y Ciencias Biológicas, que se lleva a cabo en la Estación Costera de Investigaciones Marinas de Las Cruces, y que es coherente con la investigación territorial que realizamos a través de RCER, la Red de Centros y Estaciones Regionales de la UC”, afirma el vicerrector de Investigación.

La iniciativa corresponde a un esfuerzo mancomunado entre el sector público, privado y universidades, y es parte del Centro MERIC, promovido por el Ministerio de Energía y CORFO. El Centro es liderado por la empresa Energía Marina SpA, perteneciente a Naval Energies de Francia y Enel Green Power Chile, y cuenta con la participación científico tecnológica de la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad Austral de Chile.

Más información: Nota Dirección de Investigación UC

 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado