Skip to content

Investigadores prueban aplicación que alerta frente a necesidad de intervenir un edificio patrimonial


La iniciativa puede modelar los efectos del cambio climático sobre las construcciones históricas. Esto permite ayudar a los profesionales del sector público y privado a tomar decisiones claves sobre la preservación del patrimonio, principalmente en la definición de futuros programas de intervenciones preventivas para este tipo de inmuebles.

photo_camera El sistema utiliza un índice para evaluar el nivel de funcionalidad de los inmuebles, sus vulnerabilidades y riesgos externos. Este se aplicó en un total de 25 edificios patrimoniales construidos mediante mampostería, armazón de madera, todos ubicados en la ciudad de Valparaíso.

Un equipo de investigadores de la Escuela de Ingeniería de la Universidad Católica y de la Universidad Austral de Chile, probaron una aplicación que alerta cuándo es necesario intervenir un edificio patrimonial, a partir de la información recopilada de 25 inmuebles de Valparaíso protegidos por el Plan Regular Comunal, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, y la UNESCO.

El modelo de gestión puede ser utilizado para mejorar el conocimiento sobre la conservación preventiva del patrimonio cultural edificado, ante situaciones de riesgos externos, incluyendo las afecciones del cambio climático y sus posibles futuros escenarios.

“Hoy en día se necesitan de nuevas ideas que busquen como fin la protección de las áreas patrimoniales, principalmente en ciudades costeras expuestas a significativas condiciones climatológicas”, destacó el académico UC Manuel Carpio, quien trabaja en el proyecto junto con los investigadores Andrés Prieto y Konstantin Verichev, ambos de la Universidad Austral de Chile.

En el caso del cambio climático, el especialista precisó que sus efectos pueden llegar a ser muy graves en el rendimiento de este tipo de edificios, debido al desconocimiento de los bienes y a la falta de estimaciones reales sobre la afección de los mismos y el costo que representan las pérdidas y los daños.

“De ahí la importancia de esta aplicación, porque permite seguir la vida útil de un conjunto de estructuras históricas, con características similares. También puede ayudar a modelar los efectos de los sismos y del cambio climático en el desempeño funcional de las construcciones”, agregó Carpio.

El sistema utiliza un índice para evaluar el nivel de funcionalidad de los inmuebles, sus vulnerabilidades y riesgos externos. Este se aplicó en un total de 25 edificios patrimoniales construidos mediante mampostería, armazón de madera, todos ubicados en la ciudad de Valparaíso.

En paralelo, el modelo de gestión puede ayudar a los profesionales del sector público y privado a tomar decisiones claves sobre la preservación del patrimonio, principalmente en la definición de futuros programas de intervenciones preventivas para este tipo de inmuebles.

Estudio en Valparaíso

Los investigadores utilizaron la aplicación en Valparaíso, porque representa uno de los ejemplos más importantes de desarrollo urbano y arquitectónico del siglo XIX en América Latina. Además, porque la ciudad cuenta con una gran extensión protegida por la UNESCO.

El modelo demostró que la mayoría de los edificios analizados presentan un buen nivel funcional, con la excepción de tres casos que requerirían intervenciones a corto plazo antes de 2024. Estos corresponden a las propiedades ubicadas en las calles Victoria y Pedro Montt.

Dichos inmuebles cuentan con problemas de humedad, falta de conservación, ventilación inadecuada, bajo nivel de ocupación y posibilidades de riesgo de incendio. Según la aplicación, cuando la degradación de estos componentes aumenta, su índice de funcionalidad disminuye.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado