Skip to content

La UC forma parte del segundo Acuerdo de Producción Limpia


En 2012, la Pontificia Universidad Católica de Chile firmó, junto a otras 21 Instituciones de Educación Superior, el Acuerdo de Producción Limpia. Un compromiso que ratificó y se suma a los esfuerzos de nuestra casa de estudios en su camino hacia la sustentabilidad.

photo_camera La UC es una de las 21 Instituciones de Educación Superior que han firmado el Acuerdo de Producción Limpia, que establece metas y acciones específicas para la sustentabilidad. (Fotografía: Punto limpio Casa Central/César Cortés)

Luego de casi una década, la Red de Campus Sustentable, de la cual la UC es parte, junto a la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, y con el apoyo de las subsecretarías de Medio Ambiente, Energía, Educación y Salud, establecieron un nuevo compromiso: el II Acuerdo de Producción Limpia (APL), al cual están invitadas a sumarse todas las instituciones de Educación Superior del país.

Según la normativa chilena, un APL se define como un convenio celebrado entre una universidad (u empresa) y los organismos públicos con competencia en las materias del acuerdo, cuyo objetivo es aplicar producción limpia a través de metas y acciones específicas.

Este nuevo convenio tiene cinco ejes principales, estableciendo metas para cada uno de ellos:

  1. Gobernanza y seguimiento: Establecer lineamientos básicos de gobernanza y monitoreo de indicadores de sustentabilidad.
  2. Cultura sustentable: Crear una cultura sustentable en todos los estamentos de la comunidad educativa.
  3. Academia: Incorporar, formar y transferir conocimiento y capacidades en materias de sustentabilidad.
  4. Gestión de campus: Implementar medidas de prevención, eficiencia y mitigación mediante la gestión de la energía, residuos, agua y  biodiversidad, para avanzar a la carbono neutralidad.
  5. Vinculación con el medio y responsabilidad social: Desarrollar acciones de participación significativa y valor compartido con las partes interesadas.

Bajo estas dimensiones, se establecen 116 acciones en pos de la sustentabilidad, las que deben ser implementadas en un plazo de 4 meses a 3 años, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas.

Como afirma el rector Ignacio Sánchez: “Fuimos parte del primer acuerdo y estamos muy contentos de adherir a esta segunda versión. Es una hoja de ruta que orienta a las instituciones de educación superior a jugar un rol importante y a mostrar nuestros campus, nuestros territorios, lo que enseñamos, lo que investigamos y todo lo que hacemos dentro de nuestra institución”.

La universidad se adhiere al acuerdo a través de los cinco campus de la institución y se compromete a alcanzar el máximo nivel de certificación otorgado. Como explica la directora de Sustentabilidad Maryon Urbina, la UC asume con mucho entusiasmo este acuerdo. “Nosotros -como Universidad Católica- partimos en súper buen pie este APL porque tenemos varias acciones ya avanzadas. De hecho, este acuerdo se nutrió, en su creación, de muchas de las acciones en las que la UC ha sido líder, ha implementado y otras tantas en las que vamos a avanzar en breve. Compromisos que están muy alineados con el nuevo Plan de Sustentabilidad al 2025 que esperamos publicar a inicios del próximo año”.

En camino a la sustentabilidad

La UC ya ha implementado un gran porcentaje de las acciones propuestas en el acuerdo, el que -como explica la directora de Sustentabilidad Maryon Urbina- "se nutrió en buena parte de muchas de las acciones en las que la UC ha sido líder, ha implementado y otras tantas en las que vamos a avanzar en breve". (Fotografía: Sistema de reciclaje orgánico/César Cortés)

Como expresa el rector Sánchez: “Desde la UC hemos impulsado un camino hacia la sustentabilidad concretando diversas iniciativas desde hace años, como por ejemplo: el Protocolo de Campus Sustentable en el 2010, la creación de la Dirección de Sustentabilidad, la creación de la Cátedra de Sustentabilidad y actual Instituto para el Desarrollo Sustentable, la adhesión a la Red de Campus Sustentable. Y hemos trabajado permanentemente en la gestión de nuestros residuos, en el fomento a la movilidad sustentable, el impulso de hábitos sustentables a través del Programa Oficina Verde, hemos publicado cinco reportes de sustentabilidad y contamos con la Estrategia para la Acción Climática que nos ayudará a conseguir la meta de carbono neutralidad al 2038, entre otros esfuerzos”.

A lo que agrega que: “En nuestro Plan de Desarrollo para el quinquenio 2020-2025 hemos definido una cultura de sustentabilidad de manera transversal, y nos hemos puesto la tarea de incorporar en el Plan de Formación General cursos que aborden la sustentabilidad: de igual forma creemos que es importante poder sumar a más estudiantes y profesores en tareas de investigación y transferencia a la sociedad, junto a coordinar las actividades de los diferentes centros de investigación en torno al tema. Por otra parte, y tal como lo hemos venido realizado, es necesario continuar en el establecimiento de estándares sustentables en nuestra propia gestión e infraestructura al interior de la universidad”.

La UC ya ha implementado un gran porcentaje de las acciones propuestas en el acuerdo.

En gobernanza y seguimiento, anualmente se informa el desempeño en sustentabilidad a través de los reportes de sustentabilidad institucional. Además, en 2022 se publicará la política de sustentabilidad que definirá los lineamientos y estrategia para implementar en los próximos años.

En el área de cultura sustentable, se destaca el programa Oficina Verde ya implementado en la universidad hace algunos años, además de la Encuesta de sustentabilidad a la comunidad UC y la web UC sustentable.

Entre los avances en el área de academia, se encuentran la implementación del curso introductorio SUS1000 para estudiantes de pregrado, y las actividades de difusión científica y de transferencia de conocimiento que se realizan periódicamente en la institución.

En el área de gestión de campus están la medición de huella de carbono institucional anual y el compromiso de carbono neutralidad al año 2038, declarado por las autoridades de la institución en 2020. También existe cumplimiento en acciones asociadas a gestión eficiente de la energía, gestión y reciclaje de residuos, fomento del transporte sustentable a través de la implementación de cicleteros en todos los campus  y programas para el cuidado de la biodiversidad de las áreas verdes.

Finalmente, en el área de vinculación con el medio y responsabilidad social, se destacan los programas y acciones ya avanzadas desde otras unidades de la universidad, como la Dirección de Inclusión, Dirección de Género y programas de  programa de apoyo a la permanencia de estudiantes, como PIANE UC.

Además de estos grandes avances, existen otras acciones que ya se encuentran programadas para su implementación en los próximos años para lograr el objetivo del APL II, que es seguir avanzando en la sustentabilidad de las instituciones de educación superior.

Invitación abierta

" Las universidades podemos jugar un rol muy importante mostrando desde nuestros propios campus y territorios que es posible llevar adelante un modelo sustentable de desarrollo", afirma el rector Ignacio Sánchez. (Fotografía: SIBICO/César Cortés)
" Las universidades podemos jugar un rol muy importante mostrando desde nuestros propios campus y territorios que es posible llevar adelante un modelo sustentable de desarrollo", afirma el rector Ignacio Sánchez. (Fotografía: SIBICO/César Cortés)

La presidenta de la Red de Campus Sustentable, Nélida Ramírez, expresó que las instituciones de educación superior que deseen sumarse al segundo Acuerdo de Producción Limpia, pueden hacerlo hasta el 31 de diciembre de 2021. Además, explica que también se adhirieron también centros de formación técnica e institutos profesionales.

Este nuevo acuerdo llega para revalidar y actualizar los logros conseguidos por las instituciones en su conjunto en la versión 2012, como las 508 asignaturas relacionadas con sustentabilidad ofrecidas por las universidades a sus estudiantes, las 230 toneladas de materiales reciclados, un ahorro de 170 mil metros cúbicos de agua, una mejora de un 12% del indicador de desempeño energético, un aumento de un 80% de los programas de extensión y sustentabilidad, entre otros alcances.

Giovanni Calderón, director ejecutivo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, recalca la importancia de la firma de este nuevo acuerdo, ya que las instituciones de educación superior podrán formar profesionales con la conciencia de que sus actividades podrán impactar positivamente en la sociedad y entregar soluciones concretas en esta crisis socioambiental de largo aliento que vivimos.

Como finaliza el rector Sánchez : “El escenario de cambio climático, junto a problemas socioambientales cada vez más evidentes, implica una responsabilidad para todas las instituciones. Así, el liderazgo de las instituciones de educación superior es crucial para aportar conocimientos y experiencias en la búsqueda de soluciones para los desafíos que enfrenta la sociedad y el planeta. Las universidades podemos jugar un rol muy importante mostrando desde nuestros propios campus y territorios que es posible llevar adelante un modelo sustentable de desarrollo, con un legado positivo tanto en los territorios como en su comunidad y sociedad. Así, estaremos restaurando y en especial, ayudando a restaurar nuestra casa común. La firma de este acuerdo representa una coherencia entre lo que enseñamos, lo que investigamos y lo que hacemos dentro de nuestra propia casa, y ese es nuestro compromiso. Las universidades son verdaderos laboratorios de innovación para proyectar su labor a nuestro país”.

¿Quieres saber más sobre iniciativas de sustentabilidad de la UC? Infórmate aquí.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado