Skip to content
Comunidad UC

UC muestra su compromiso con la sana convivencia de su comunidad


Tras el reinicio de actividades en Campus Oriente, que permaneció ocupado por estudiantes este miércoles 27 y la madrugada del jueves 28 de marzo, los profesionales que lideran las distintas unidades que trabajan en prevención de violencia sexual en contexto universitario y la promoción de la mujer en la UC, se reunieron con la prensa para resolver inquietudes y dar cuenta de la labor de la casa de estudios en este ámbito.

El equipo que lidera el trabajo desarrollado por la Universidad Católica, respecto de la promoción de la sana convivencia y la calidad de vida de todos los miembros de su comunidad, realizó un punto de prensa para informar sobre los lineamientos de las políticas y protocolos de prevención de violencia sexual y el desarrollo de la mujer en la UC.

Paulina Gómez, vicerrectora de Comunicaciones, manifestó que, tanto la violencia sexual como la promoción de la mujer son temas que se han levantado, no solo desde los espacios universitarios, sino que también a nivel país y que la UC ha logrado avanzar en ambas materias.

Además, la autoridad sostuvo que este cambio cultural requiere de un trabajo mancomunado, donde ninguna forma de violencia ni de abuso puede ser aceptada y que, pese a lo complejo que resultó poner fin a la ocupación de Campus Oriente, la casa de estudios quiere hacer esta transformación con seriedad, rigor y con todos los integrantes de la comunidad UC.

En la misma línea, Juan Larraín, vicerrector Académico, enfatizó que, junto a la directora de Asuntos Estudiantiles y las autoridades de la Facultad de Artes, impulsaron al inicio del segundo semestre de 2018 un intento de acercamiento a los estudiantes, sin buenos resultados. a. Por lo mismo, la autoridad académica afirmó: “Queremos que hoy se retomen las conversaciones en Campus Oriente, pero en una situación de tranquilidad. (...) Es clave que el diálogo se restablezca en un contexto de paz”, afirmó.

Funcionario acusado

Respecto del funcionario administrativo de Campus Oriente, denunciado por estudiantes y cuyo caso habría motivado la toma del campus universitario, el equipo de profesionales aclaró los siguientes puntos.

Primero, que la UC llevó a cabo una investigación en su contra y que las denuncias manifestaban que, al menos en 11 casos las alumnas se habrían sentido acosadas o habrían presenciado actos de acoso por parte de esta persona.

También que, a partir del análisis realizado no fue posible concluir fehacientemente una situación de abuso sexual por parte del trabajador.

En tercer lugar, que en el ejercicio de la investigación se cumplieron con las reglas procedimentales existente en la UC para este tipo de materias y que se respetaron las normas del debido proceso.

Sin perjuicio de lo anterior, la casa de estudios implementó sus protocolos internos, a objeto de resguardar la integridad y dignidad de las personas involucradas.

Al respecto, Fernanda Vicuña, directora de Personas, dijo que, la universidad puede abrir otra vez una investigación si una nueva víctima decide solicitarlo. “La institución no puede despedir a ningún funcionario sin pruebas. Sin haber efectuado un debido proceso y sin haber concluido que efectivamente existió una sanción gravísima al reglamento interno del establecimiento y al código del trabajo”, aclaró.

Por su parte, Marisol Peña, Secretaria General, agregó que el año pasado también se recibieron cinco denuncias vinculadas con la Escuela de Teatro, que todas involucraban a alumnos y que tres de ellas se referían a situaciones de violencia sexual en sus diferentes manifestaciones. “Tres de esos procesos se tramitaron íntegramente antes de fines del año pasado y terminaron con medidas de resguardo que consisten en ordenar a las unidades académicas que los alumnos prosigan en sus carreras, pero con separación de espacios, para ayudar a que las víctimas no sigan experimentando el trauma”, explicó.

Ver estado de los procesos relativos a la Facultad de Artes que la Secretaría General ha iniciado durante 2018.

Apoyo sicológico y jurídico

La Secretaria General insistió que cuando las alumnas o los alumnos concurren ante la Secretaría General con la intención de plantear una denuncia son informados que, aunque esa instancia no tenga competencia en muchos casos, cuentan con apoyo psicológico y jurídico de parte de la universidad. En este último caso, a través de la Clínica Jurídica de la Facultad de Derecho, para que sean asesorados ante una eventual querella o denuncia.

En enero de 2017, la UC fijó una política sobre cómo enfrentar las situaciones de violencia sexual, fundamentalmente a través de dos ejes: la prevención y el apoyo. Para eso, hace más de un año están funcionando el Consejo de Prevención y Apoyo a Víctimas de Violencia Sexual y la Unidad de Prevención y Apoyo a Víctimas de Violencia Sexual que es la encargada de implementar estos dos grandes ejes.

"En materia de prevención la unidad realiza permanentemente una labor de sensibilización, de concientización y, en cierta manera, también de cambio cultural en lo que respecta a nuestras relaciones al interior de la universidad”, señaló Cecilia Rosales, directora de la Unidad de Prevención y Apoyo a Víctimas de Violencia Sexual de la UC. La profesional detalló que se entrega apoyo a aquellas personas que se sientan afectadas o que han sido víctimas de violencia sexual y que la unidad cuenta, por ejemplo, con un Fono-Ayuda UC, para miembros de la comunidad universitaria, que funciona las 24 horas del día, todo el año.


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado