Skip to content

UC se adjudica dos Institutos Milenio en Ciencias Naturales y Exactas, y uno en Ciencias Sociales


Sustentabilidad en áreas costeras, física subatómica, y violencia y democracia, son las temáticas de los tres nuevos Institutos Milenio, concurso que promueve la investigación de excelencia en el país, y que son liderados por académicos de la Universidad Católica.

photo_camera El Instituto Milenio en Socio-Ecología Costera, SECOS, y el Instituto Milenio de Física Subatómica en la Frontera de Altas Energías, SAPHIR, son los dos nuevos Institutos Milenio, ambos liderados por la UC. (Fotografía: Karina Fuenzalida)

Desarrollar la investigación científica y tecnológica de excelencia en Chile, es el objetivo del Concurso de Institutos Milenio, financiados por la Iniciativa Científica Milenio. Dos de ellos fueron recién adjudicados en el área de las Ciencias Naturales y Exactas: el Instituto Milenio en Socio-Ecología Costera, SECOS, liderado por el académico de la Facultad de Ciencias Biológicas Stefan Gelcich, y el Instituto Milenio de Física Subatómica en la Frontera de Altas Energías, SAPHIR, liderado por Sergey Kuleshov de la Universidad Andrés Bello como director y Francisca Garay, académica de la Facultad de Física, como directora alterna. 

Como afirma el rector Ignacio Sánchez: “Más que nunca este año, ha quedado claro que la investigación es base para resolver los grandes problemas que enfrentamos como sociedad y a escala global. Es por eso que es un honor y un orgullo habernos adjudicado como institución, dos Institutos Milenio, para el estudio en profundidad de temáticas relacionadas al área de la física y las ciencias biológicas. Este tipo de aportes nos permite seguir trabajando con conocimientos de frontera y transferir sus resultados para el bienestar y desarrollo del país”.

La adjudicación de estos dos nuevos Institutos, en áreas de gran relevancia como el estudio de la interacción entre sistemas ecológicos y sociales en zonas costeras, y en el ámbito de la física subatómica en colaboración con CERN, se suma a los 22 Centros de Excelencia en los que ya participa la Universidad Católica, que cubren ámbitos desde la justicia educacional hasta la biología integrativa.

“Los Institutos Milenio favorecen la investigación básica de excelencia, en forma colaborativa, sin una orientación determinada. Cumplen un rol clave en la generación de nuevas respuestas ante las problemáticas cada vez más complejas que enfrentamos como sociedad y una mejor comprensión de nuestro entorno”, afirma el vicerrector de Investigación Pedro Bouchon. “Son un motor de la necesaria transformación que impulsa el desarrollo del país y realizan una labor muy valiosa en la transferencia de los resultados de sus investigaciones a la sociedad”, agrega.

El primero es el Instituto Milenio en Socio-Ecología Costera, SECOS, que busca liderar la investigación en sistemas socio-ecológicos, buscando transitar hacia la sostenibilidad en ambientes costeros. Junto a la UC, también participan las universidades Católica del Norte, Andrés Bello y de Concepción. Este nuevo Instituto busca comprender los impulsores de cambio globales, regionales y locales, así como las trampas socio-ecológicas y soluciones para alcanzar la sustentabilidad. Su plan de trabajo se basa en el estudio de unidades experimentales socio-ecológicas de pequeña y mediana escala, entendidas como plataformas de aprendizaje. Estas abordarán temas fundamentales de la pesca artesanal, la acuicultura y el desarrollo costero.

“El Instituto SECOS está estructurado de una forma única, basado en lo que son plataformas de aprendizaje, donde los distintos tipos de conocimiento pueden interactuar para encontrar soluciones sostenibles a problemas ambientales”, afirma el académico y director de SECOS, Stefan Gelcich. 

Me parece que ésta es una forma única en Chile y en el mundo, de afrontar algunos de los problemas de sostenibilidad al integrar conocimiento científico, conocimiento local y el conocimiento acumulado en las instituciones públicas en los tomadores de decisión”, agrega el académico, quien este año fue galardonado con el Premio Rosenstiel por su aporte a la oceanografía.

El segundo es el Instituto Milenio de Física Subatómica en la Frontera de Altas Energías, SAPHIR, que tiene como objetivo traer grandes beneficios a Chile en el área de la física subatómica. Aquí participan las universidades Andrés Bello, Católica, Federico Santa María, de la Serena y Tarapacá. En particular, se concentra en áreas relacionadas al Gran Colisionador de Hadrones (LHC) en CERN, acelerador de partículas más grande del mundo, construído por la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), en Suiza. Su objetivo es que las partículas, muy pequeñas, choquen entre sí, permitiendo comprender el mundo subatómico y las leyes de la naturaleza que lo gobiernan.

El Instituto también busca desarrollar tecnologías de punta y transferirlas hacia sectores interdisciplinarios. La física subatómica puede conducir a nuevos conocimientos que pueden revolucionar el mundo, por ejemplo, en nuevas fuentes de energía, ciencia de datos, computación cuántica, reconocimiento avanzado de patrones, aprendizaje de máquinas y medicina, entre otros.

Como cuenta la académica Francisca Garay, directora alterna del Instituto SAPHIR, esta adjudicación “significa una tremenda alegría. Los esfuerzos por formar el instituto Milenio vienen de trabajo arduo de hace muchos años por parte de académicos de la UC y la Universidad Federico Santa María. Han sido valorados hoy con la adjudicación del instituto”.

“Estoy tremendamente feliz de poder ser parte de este gigantesco avance en la Física de Altas Energías en el país y de poder colaborar con las cinco instituciones participantes. Este instituto significa un inmenso aporte a la UC, implica poder consolidarnos y establecernos como investigadores de Física de Partículas con la esperanza de atraer nuevas generaciones a esta área”, concluye esta joven investigadora, quien fuera reconocida por el World Economic Forum Young Scientists este año. 
 

El aporte en Ciencias Sociales

La UC participa en los dos Institutos Milenio adjudicados: el Instituto Milenio para la Investigación en Violencia y Democracia (VIODEMOS), dirigido por la académica de la Escuela de Antropología Helene Risor; y el Instituto Milenio para Investigacion del Cuidado, a través de la académica del Instituto de Sociología, Beatriz Fernández, quien participa como investigadora asociada. (Fotografía: Mauro Mora/Unsplash)
La UC participa en los dos Institutos Milenio adjudicados: el Instituto Milenio para la Investigación en Violencia y Democracia (VIODEMOS), dirigido por la académica de la Escuela de Antropología Helene Risor; y el Instituto Milenio para Investigacion del Cuidado, a través de la académica del Instituto de Sociología, Beatriz Fernández, quien participa como investigadora asociada. (Fotografía: Mauro Mora/Unsplash)

En el área de Ciencias Sociales, la UC obtuvo el 50% de la adjudicación (con una de las dos propuestas apoyadas), con el recién adjudicado Instituto Milenio para la Investigación en Violencia y Democracia (VIODEMOS), liderado por la académica de la Escuela de Antropología Helene Risor y como director alterno, el académico de la misma escuela, Ángel Aedo; en conjunto con la Universidad Alberto Hurtado.

Como expresa el rector Ignacio Sánchez: "A la luz de los difíciles momentos que hemos vivido como país, tras el estallido social, investigar en temas de violencia y democracia es un aporte fundamental para volver a restablecer la tan necesaria confianza y tener una convivencia nacional más armónica. Nos parece que este nuevo Instituto Milenio será de gran ayuda para encontrar y poner en valor las vías pacíficas para solucionar nuestros conflictos como sociedad".

"La adjudicación del Instituto Milenio para la Investigación en Violencia y Democracia es una oportunidad única para abordar en su conjunto dos grandes desafíos de la actualidad: la violencia y la democracia. Con este Instituto Milenio buscamos generar estudios empíricos y teoría sobre el impacto que generan las distintas formas de violencia en el ejercicio de ciudadanía y en las posibilidades de coexistencia democrática. Vamos a considerar tanto la violencia estatal, la criminal y la estructural, en tanto marcan las relaciones entre distintos grupos, géneros y pueblos que habitan en Chile”, cuenta Helene Risor.

Las líneas de investigación abordarán los siguientes temas: Violencia estructural y discriminación; Segregación urbana, delincuencia, economía de las drogas e inseguridad;  y Conflictos sociales y étnicos, y procesos de radicalización política y securitización. Su apuesta es contribuir a la comunidad académica mundial con una conceptualización novedosa sobre la violencia y la democracia.

Contamos con un equipo interdisciplinario de excelencia, que combina antropología, ciencias políticas y sociología, además de la participación de criminólogos, historiadores y estudiosos de performance. Esta combinación poco habitual y bastante innovadora nos posibilita combinar, por ejemplo, datos cuantitativos y longitudinales con estudios etnográficos en profundidad”, agrega la académica.

En el corto plazo, el Instituto espera, por una parte, desarrollar investigación interdisciplinaria e innovación teórica dentro de cada línea de trabajo generando un intenso diálogo entre las líneas. Y por otra, establecer una agenda de reflexión pública que sensibilice tanto a los actores sociales como a los responsables de las políticas públicas. Así como también ofrecer conocimiento experto y recomendaciones sobre prevención y reducción de la violencia.

Como concluye la investigadora: “Tenemos conciencia de tener que hacer un significativo aporte al país: entregar análisis y conceptualización que faciliten la reflexión de lo que somos, considerando en esto a las comunidades y organizaciones sociales con quienes vamos a realizar nuestras investigaciones, a las instituciones y servicios públicos, y para proponer políticas públicas asertivas”.

La UC también participa  en el segundo Instituto Milenio para Investigacion del Cuidado, liderado por la Universidad Andrés Bello, a través de la académica del Instituto de Sociología, Beatriz Fernández, quien participa como investigadora asociada. 

Su objetivo  es  generar conocimiento científico acerca del cuidado informal y formal de personas mayores dependientes y de personas en situación de discapacidad, a través de la caracterización del cuidado desde una perspectiva integral y mediante el desarrollo de intervenciones idóneas basadas en evidencia. La investigadora de la UC está cargo de una de las cuatro líneas del Instituto, que tiene relación con los aspectos socioculturales del cuidado y perspectiva del curso de vida, donde se busca caracterizar y estudiar cómo el cuidado puede aumentar la vulnerabilidad económica y social de las mujeres cuidadoras, así como mermar sus condiciones de salud, tanto física como mental.

“Considerando el proceso acelerado de envejecimiento que vive Chile y los desafíos que éste conlleva, indudablemente visibilizar el cuidado ejercido principalmente por la mujeres y su impacto sobre su trayectoria de vida, es fundamental. Las mujeres tienen trayectorias ya marcadas fuertemente por la desigualdad, y el cuidado de personas dependientes y en situación de discapacidad, las coloca en una situación aún más de vulnerabilidad. Por ello es fundamental avanzar tanto en visibilizar el tema como en generar conocimiento que permita avanzar en políticas públicas que ayuden a una mejor calidad de vida, tanto de quien cuida como también de quien es cuidado”, explica Beatriz Fernández.

Como concluye el vicerrector de Investigación Pedro Bouchon: “Destaco el liderazgo femenino y la vinculación internacional de las propuestas, y celebro la priorización de este ámbito en la política nacional. Es un orgullo poder participar en los dos Institutos Milenio adjudicados, en temas de real relevancia en el ámbito de las ciencias sociales, para que a través de un trabajo asociativo, podamos aportar evidencia y nuevas respuestas ante los desafíos que enfrentamos como sociedad, desplazando las fronteras del conocimiento, en forma dinámica y creciente.”
 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado