Skip to content

Zona central se mantiene estable, pero los extremos norte y sur continúan con alto nivel de contagio


En un nuevo reporte semanal, las y los expertos de ICOVID Chile enfatizan en que se mantiene una alta incidencia en los extremos norte y sur, destacando en el norte la Región de Tarapacá y en el sur las regiones del Maule, Los Ríos y Los Lagos.

photo_camera Según este reporte, la dinámica de contagio y la positividad de los test realizados se han mantenido estables o a la baja en la zona central, desde la Región de Antofagasta a O’Higgins.

El equipo ICOVID Chile, iniciativa liderada por la Universidad de Chile, la Pontificia Universidad Católica de Chile y la Universidad de Concepción, presentó su informe número 13 con análisis y datos de las dimensiones propuestas para monitorear la pandemia en el país, con información obtenida hasta el 31 de octubre, proporcionada a través de un convenio con el Ministerio de Salud y el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación.

Según el último reporte, a nivel nacional la incidencia promedio muestra una tendencia al alza, no obstante, la dinámica de contagio y la positividad de los test realizados han tendido a mantenerse estables o a la baja en la zona central. Asimismo, se mantiene una alta incidencia en el extremo norte, donde destaca la Región de Tarapacá, y en el sur, con alzas significativas en el Maule, Los Ríos y Los Lagos respecto de la semana anterior.

La epidemióloga y académica del Departamento de Salud Pública de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Paula Margozzini​, explica que “al terminar octubre vemos en Chile una situación en que la zona central se encuentra con tasas más bajas y positividad más baja, en una situación más estable. Sin embargo, en los extremos de Chile, en el norte y el sur, están las tasas muy altas todavía, y aún hay fenómenos dinámicos que están en alza”.

Además, la epidemióloga UC enfatizó en que “la Región Metropolitana y la zona central tienen la mayor cantidad de personas, entonces si el R todavía está sobre el 1, cada paciente contagia a otro y se mantiene este volumen constante de la epidemia”.

En el informe se constata también que, en 14 de las 16 regiones, cada caso COVID-19 sigue contagiando al menos a otro caso, lo que reproduce y prolonga la epidemia.

Análisis por dimensiones

Al analizar la Dinámica de Contagios, el indicador de carga, que monitorea el número de casos nuevos por 100 mil habitantes, sigue con un promedio semanal alto (en nivel rojo) en 10 de las 16 regiones del país. “De ellas, la carga es aún altísima (sobre 30,0) en la zona Austral, esto es, Magallanes, Aysén, Los Lagos y Los Ríos, y muy alta (sobre 20,0) en Arica y Parinacota y La Araucanía. Comparado con la semana anterior, se observan aumentos estadísticamente significativos a nivel nacional y en las regiones de Tarapacá, Maule, Los Ríos y Los Lagos. En contraste, pequeñas bajas se reportan en las regiones de Atacama y Coquimbo”, se explica en el informe.

Fernando Quintana, experto en estadística y académico de la Facultad de Matemáticas UC, enfatizó también en este punto, señalando que “la carga de la enfermedad se mantiene en niveles altos en las zonas desde La Araucanía al sur, pero también en el extremo norte del país. Es importante mantener las medidas de cuidado tanto personal como social, y también continuar mejorando los mecanismos de trazabilidad para prevenir que estas situaciones sigan empeorando”.

En tanto, el indicador de transmisión (R) se mantiene en rojo, con niveles promedio semanales con valores mayores que 1 en todo el país, excepto en las regiones de Atacama y Coquimbo, ambas en color naranjo. “Respecto de la semana anterior, se registra un alza de este indicador en las regiones de Valparaíso, O’Higgins, Maule, Aysén y Magallanes. Así y todo, la Región de Aysén, junto con Atacama y Coquimbo, es donde se reportan los valores más bajos de R, mientras que los valores más altos se registran en Tarapacá y Los Ríos”, señala el reporte.

En cuanto a la Dimensión de Testeo, el indicador de positividad de PCR a nivel nacional experimentó una baja esta semana, alcanzando 4,6% (en la semana anterior fue de 5,2%). Se mantiene la tendencia a la baja en la Región de Magallanes, donde la positividad alcanza 14,4%, cifra aún bastante alta (en rojo), pero inferior a lo reportado en semanas anteriores (por sobre 26%). La región de Aysén es otra de las que exhibe una notoria baja en la positividad, alcanzando 3,2% (en las dos semanas anteriores este valor fue 7,6% y 10,8%, respectivamente).

Por otro lado, “La Araucanía continúa con una alta positividad (en rojo) de 11,3%, que se ha mantenido estable comparada con las últimas dos semanas. Un caso preocupante es el de la Región de Los Ríos, donde la tasa es de 10,2% (en rojo), y que ha mantenido una progresión al alza con respecto a las dos semanas anteriores en que las positividades fueron de 8,7% y 7,5%, respectivamente”.

La cantidad de test PCR a nivel nacional para esta semana se mantiene alta, con 11,29 test por mil habitantes, en color verde, cifra muy similar a la semana anterior (11,32 test por mil habitantes), y ligeramente superior a dos semanas atrás (10,16). 

Con respecto a la Dimensión de Trazabilidad, en el informe se explica que los indicadores presentados reflejan la situación de la trazabilidad de las primeras tres semanas de octubre, debido a que la metodología empleada por ICOVID Chile “refleja procesos que se modifican en forma más lenta y el rezago en la notificación de casos requiere que se muestren aquí cálculos haciendo cortes de fechas anteriores y excluyendo datos de las últimas semanas”.

En este sentido, la proporción de personas que consultan tempranamente (dentro de dos días de iniciados los síntomas) ha ido mejorando de manera sostenida durante los últimos meses. No obstante, esto ha sido a un ritmo lento, por lo que el indicador se encuentra en naranjo a nivel nacional. Al 17 octubre, 55% de los casos consultó y fue ingresado como sospechoso al sistema de manera temprana, siendo la meta 80%. La situación es bastante similar para este indicador a lo largo del país, a excepción de La Araucanía donde solo 41% consulta precozmente (color naranjo), y Atacama con 86% (color verde).

En cuanto al Tiempo de examen y laboratorio, el informe señala que 57% de los resultados de las pruebas PCR fueron informadas al Ministerio de Salud dentro de un día desde la consulta médica (fecha de corte del indicador es 25 de octubre), manteniéndose en color naranjo desde fines de junio. Este es el indicador que muestra mayor variabilidad regional, oscilando entre 3,6 a 89,2% (Atacama y Biobío en los extremos, respectivamente).

Nueve regiones tienden a empeorar este indicador en la última semana de corte. Preocupan Atacama, Los Lagos y La Araucanía, todas ellas en rojo, donde además se observan procesos más lentos en alguna parte de la cadena que incluye tres fases: realización de la toma de muestra desde la notificación médica, procesamiento de laboratorio o envío del resultado al Minsal. 

La Confirmación temprana de casos, que incluye la suma de los tiempos de los dos indicadores anteriores, es decir, desde el inicio de síntomas hasta que el Minsal recibe el resultado del examen PCR, ha ido mejorando paulatinamente desde mayo hasta el 10 de octubre (último corte disponible), subiendo de 10% a 42% en la primera semana de octubre, pasando de rojo a naranjo a nivel nacional.

Sin embargo, “se observan variaciones importantes entre regiones, en el rango de 22% a 56%. En rojo se encuentran las regiones de La Araucanía, Atacama, Magallanes, Tarapacá y Los Lagos. Al igual que el caso del tiempo de laboratorio, la variabilidad nacional del indicador demuestra que existe espacio para mejorar la trazabilidad en distintas zonas del país”, explican los y las expertas.

 

Finalmente, en la Dimensión de Capacidad Hospitalaria, se observa que a nivel nacional hay “ocupación promedio de 76,4% de camas UCI (en las dos semanas anteriores esta cifra fue de 77,4% y 77,9%, respectivamente)”. A nivel regional, sin embargo, “la situación más alarmante se encuentra en Coquimbo, con una ocupación promedio de 90,3% (color rojo). Adicionalmente, se registran niveles altos de ocupación promedio de camas UCI (color naranja) en las regiones de Antofagasta (81,7%), Biobío (84,2%), La Araucanía (82,4%) y Los Ríos (82,6%). El resto del territorio nacional se mantiene con ocupación promedio inferior al 80%”.

El uso de camas UCI por pacientes COVID-19 esta semana está en 57,0% promedio, manteniéndose estable respecto a las semanas anteriores (57,1% y 58,4%, respectivamente). La estabilidad respecto de la semana anterior contempla un equilibrio entre algunas variaciones regionales tanto al alza como a la disminución. Alzas de 4 puntos porcentuales o más se observan en Atacama (de 27,2% a 45,0%) y en La Araucanía (52,7% a 63,8%), mientras que disminuciones en 4 puntos porcentuales o más se registraron en Coquimbo (51,6% a 38,5%), Ñuble (60,4% a 55,9%), Los Ríos (48,5% a 43,8%), Aysén (55,7% a 32,5%) y Magallanes (54,7% a 47,4%). En términos absolutos, se mantiene una tasa promedio superior a 60% de ocupación de camas UCI por pacientes COVID-19 en Arica y Parinacota (67,2%) y La Araucanía (63,8%).

Al cierre de este nuevo informe ICOVID Chile, se explica que la Variación Semanal de Hospitalizaciones muestra que “la tasa de hospitalizaciones COVID-19 totales, como en semanas anteriores, se mantiene estable en nivel verde, pues las hospitalizaciones por COVID-19 en camas de todo tipo prosiguen su disminución a nivel nacional”.
 
Más información sobre datos y el reporte completo en: http://www.icovidchile.cl/


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado