Skip to content

Nuevo Plan de Desarrollo UC 2020-2025


Esta “hoja de ruta” institucional pretende delinear las grandes áreas que debe contener el desarrollo del Plan Estratégico de la Universidad para el próximo quinquenio, trazando líneas que nos deben conducir en el futuro. “Proyectamos una universidad que en los próximos veinte años potencie su labor desde nuestra identidad, con un aporte de gran calidad en la formación integral de sus estudiantes, en la creación de nuevo conocimiento y su transferencia a la sociedad”, señala el rector Ignacio Sánchez.

Personas jóvenes caminan en bajo alameda en campus San Joaquín

photo_camera Diez grandes áreas de acción son las que propone el Plan de Desarrollo 2020-2025, las que constituyen las líneas de trabajo de la UC para los próximos cinco años, con una mirada puesta en el desarrollo futuro de la institución. (Fotografía: Archivo UC)

El Plan de Desarrollo 2020-2025 que hoy se presenta a la comunidad universitaria, luego de una ardua reflexión, se estructura en torno a 10 grandes áreas de acción que constituyen las líneas de trabajo de la UC para los próximos cinco años, con una mirada puesta en el desarrollo futuro de la institución: Identidad Católica, Comunidad UC, Gobierno universitario, Desafíos e innovaciones académicas, Investigación y creación, Profundizar la internacionalización, Ampliar oportunidades, Transformación digital, Rol público y compromiso con la sociedad, y Gestión Institucional.

Potenciar cada una de estas líneas de acción es el desafío. Lograr calidad de las labores académicas, en la inclusión y diversidad de la universidad, como también en su proyección internacional y en la presencia pública de la institución en nuestro país. Del mismo modo, que este plan institucional sea incorporado en el proyecto de desarrollo de cada una de las facultades, áreas y unidades del plantel.

Esta “hoja de ruta” institucional para los próximos años fue construida con la participación de la comunidad universitaria, en un proceso de elaboración que condujo el prorrector Guillermo Marshall. Según el prorrector, el Plan de Desarrollo 2020-2025 constituye una propuesta en la que confluyen diversas miradas respecto del futuro de la UC y sus desafíos, con el objeto de perseverar en nuestro propósito de servir con calidad a la Iglesia y al país. Los temas que se han priorizado para el período son aquellos que requieren una especial atención en los próximos cinco años.

“Esta priorización no implica, sin embargo, que aquellos ejes que formaron parte de los planes 2010-2015 y 2015-2020 no constituyan materias aún relevantes para nuestra institución. Siguen siéndolo en la medida en que son temas de preocupación permanente para la universidad y quienes la componen. En este sentido, la actual propuesta persevera en ciertos conceptos fundamentales de nuestra misión, al tiempo que se insiste sobre aspectos que han alcanzado cierto grado de madurez y deben seguir su evolución natural. No podemos olvidar que, en el trabajo universitario, muy particularmente, lo que fue importante ayer sigue siendo significativo hoy”, precisa Guillermo Marshall.

"La actual propuesta persevera en ciertos conceptos fundamentales de nuestra misión, al tiempo que se insiste sobre aspectos que han alcanzado cierto grado de madurez y deben seguir su evolución natural. No podemos olvidar que, en el trabajo universitario, muy particularmente, lo que fue importante ayer sigue siendo significativo hoy” - Guillermo Marshall, prorrector


Camino a la consolidación: el sentir de la comunidad

Este nuevo Plan de Desarrollo de la UC para el período 2020-2025 es en parte un trabajo de continuidad de los planes 2010-2015 y 2015-2020, para consolidar temas que se han venido desarrollando, y en parte una apuesta a nuevas áreas que la universidad ha decidido abordar.

Este plan, al igual que los dos anteriores, fue construido a partir del sentir y la opinión de la comunidad. Para su elaboración fue fundamental el trabajo del Comité de Búsqueda de Rector, el que escuchó de manera activa las opiniones de estudiantes, académicos, profesionales y administrativos sobre el estado actual y el desarrollo de la UC. Este Comité realizó 125 reuniones con miembros de la comunidad, en las que participaron más de 1.600 personas que entregaron sus propuestas, sueños y anhelos de futuro para nuestra institución.

“El Plan de Desarrollo 2020-2025 constituye una propuesta en la que confluyen diversas miradas respecto del futuro de la UC y sus desafíos, con el objeto de perseverar en nuestro propósito de servir con calidad a la Iglesia y al país”- Guillermo Marshall, prorrector

En su discurso inaugural para un nuevo período, el rector delineó los temas que consideraba prioritarios de abordar en los próximos cinco años, la mayoría recogidos desde el documento que recibió del Comité de Búsqueda, de su permanente contacto con la comunidad y el entorno que enfrentamos. Estas preocupaciones se resumen en 10 ejes que constituyen este nuevo plan para el período 2020-2025.

Para profundizar en la discusión de estos temas, se constituyeron 10 comisiones en las que participaron 80 personas de nuestra comunidad. Como resultado de esta reflexión, estas comisiones elaboraron propuestas para cada uno de los ejes del plan. Las propuestas fueron presentadas y discutidas en plenarios, en una jornada ampliada del Honorable Consejo Superior.

Posteriormente la Vicerrectoría de Comunicaciones organizó jornadas de reflexión y discusión de algunas de las temáticas del plan en formato UC Dialoga, logrando convocar a 500 miembros de nuestra comunidad. Finalmente, un documento de trabajo fue discutido al interior de los consejos de las 18 facultades, College y Villarrica.

De este modo, el prorrector Marshall dice que “el Plan de Desarrollo 2020-2025 constituye una propuesta en la que confluyen diversas miradas respecto del futuro de la UC y sus desafíos, con el objeto de perseverar en nuestro propósito de servir con calidad a la Iglesia y al país”.


Identidad UC: Un desafío permanente

Todos los esfuerzos deben enfocarse al desarrollo integral de los estudiantes, considerando aportar las mejores herramientas para su crecimiento, en una estrecha relación con sus profesores. (Fotografía: Archivo UC)
Todos los esfuerzos deben enfocarse al desarrollo integral de los estudiantes, considerando aportar las mejores herramientas para su crecimiento, en una estrecha relación con sus profesores. (Fotografía: Archivo UC)

Al referirse al nuevo Plan de Desarrollo 2020-2025, el rector Ignacio Sánchez sostiene que la identidad de la universidad es un desafío permanente que se debe instalar como una prioridad en la construcción de un nuevo plan de desarrollo. Constituimos una comunidad universitaria de identidad católica, inclusiva y acogedora, abierta a creyentes y no creyentes, muy enraizada y comprometida con la sociedad. La comunidad la integran los profesores y profesoras, estudiantes, profesionales y administrativos, junto a los ex alumnos de la institución, que entregan un renovado y significativo aporte. El desafío desde nuestros principios y valores, es entregar un aporte sustantivo y original al país en el ámbito científico, social, cultural, económico y artístico, entre otros.

La sustentabilidad de la universidad y sus propuestas al país están de manera transversal en el centro de este plan de desarrollo. Sobre ello, el rector Ignacio Sánchez sostiene que hemos implementado diversas medidas que se orientan a conducir este proceso en los aspectos docentes, de investigación y de implementación concreta y real al interior de la UC. “Nuestra meta de alcanzar el objetivo de carbono neutralidad en el año 2038, al cumplir los ciento cincuenta años de vida institucional, está orientando nuestras tareas y procesos”, advierte.  

Conscientes de la centralidad y rol prioritario de la docencia en la universidad, todos los esfuerzos deben enfocarse al desarrollo integral de los estudiantes, considerando aportar las mejores herramientas para su crecimiento, en una estrecha relación con sus profesores. En este plan -apunta el rector-, hay nuevos desafíos que incluyen la integridad académica, y avanzar en innovación docente a través de metodología online. Se trabajará en establecer un sistema interno de aseguramiento de la calidad, en las políticas de equidad de género y en potenciar la carrera académica.  

“Nuestra meta de alcanzar el objetivo de carbono neutralidad en el año 2038, al cumplir los ciento cincuenta años de vida institucional, está orientando nuestras tareas y procesos”- Ignacio Sánchez, rector

En el ámbito de la investigación, la UC tiene una responsabilidad especial dentro del país, ya que es responsable de uno de los principales aportes en ciencias, tecnologías, artes y humanidades. Debemos continuar en la senda de profundización de la investigación en las ciencias básicas; el fortalecimiento de la investigación en las áreas de las ciencias sociales y humanidades; y en el cultivo e innovación en el arte y la belleza. “Hemos puesto un gran esfuerzo en profesionalizar nuestra formación doctoral, en la aplicación y transferencia de líneas de investigación orientadas a la realidad del país, en la aplicación a nuevas políticas públicas, la innovación y el emprendimiento”, señala el rector.  

La nueva Vicerrectoría de Asuntos Internacionales tiene la misión de consolidar la internacionalización de la UC. Se destaca el intercambio estudiantil, la presencia de un número creciente de profesores extranjeros, los proyectos de investigación colaborativos, proyectos concursables y fondos internacionales, las redes internacionales, aspectos que son oportunidades por seguir desarrollando.

En aspectos de inclusión, la UC ha implementado medidas que apuntan a eliminar las barreras de ingreso, de progresión académica y de desarrollo de la vida universitaria con el objetivo de tener una institución más inclusiva y diversa. Según el rector Sánchez, estamos aún lejos de lo que queremos alcanzar, sin embargo, vamos avanzando de manera constante y con un norte definido. “Vamos a seguir implementando medidas para aumentar la presencia de estudiantes de todos los sectores educacionales, con necesidades educativas especiales, estimulando todas las vías de acceso inclusivo”, indica.

Presente y futuro: Urgencia de la digitalización

Según dice el rector, el camino hacia la digitalización de la universidad es una urgencia, manifestada por una necesidad presente y un desafío a futuro. La docencia de pregrado y postgrado y su desarrollo online, junto a la educación continua se ha ido desarrollando de manera muy notoria. Tenemos un liderazgo claro con proyección en Latinoamérica en alianza con importantes universidades de la región. Por otra parte, el actual trabajo a distancia nos ha estimulado a organizarnos de diferente manera, lo que implica que con el apoyo de sistemas tecnológicos y una nueva gestión interna podremos mejorar los aspectos administrativos, financieros y de gestión, con el objetivo de tener una universidad más interconectada e integrada.

En el ámbito público, la reciente crisis social demanda una reflexión y una autocrítica profunda al interior de las universidades. “La reflexión debe incluir la nueva política y la manera de organizarnos al interior de la sociedad, teniendo como objetivo central la dignidad y el desarrollo integral de la persona. Así, el proceso Constituyente que se desarrollará en los próximos meses, será una gran oportunidad para poder aportar en los temas que son prioritarios para alcanzar los objetivos descritos”, manifiesta.

"El actual trabajo a distancia nos ha estimulado a organizarnos de diferente manera, lo que implica que con el apoyo de sistemas tecnológicos y una nueva gestión interna podremos mejorar los aspectos administrativos, financieros y de gestión, con el objetivo de tener una universidad más interconectada e integrada"- Ignacio Sánchez, rector

Agrega que la sustentabilidad y proyección de la universidad se basan en realizar los esfuerzos necesarios para proveerla de los recursos para cumplir sus tareas. En este sentido, junto a la generación de recursos propios, los aportes estatales y los fondos concursables nacionales y extranjeros, hemos fortalecido las medidas para constituir un fondo patrimonial o Endowment, que nos permita mirar el desarrollo de la institución en el largo plazo. Este es un proyecto de presente y de futuro, vital para el desarrollo institucional. 

Destaca también que una de las fortalezas de la UC y que la distingue de manera única en el sistema de Educación Superior del país, es sin duda, su aporte en diferentes ámbitos de la vida y de la cultura nacional. Esta labor se realiza en conjunto con instituciones afiliadas, las que han surgido desde la UC y que actualmente se desarrollan en los ámbitos educacionales, de salud, deportivos, científicos, tecnológicos, artísticos, entre otros.  “Nuestra voluntad es fortalecer este trabajo conjunto que permita potenciar el aporte de la universidad, en áreas que son de gran beneficio para la sociedad”, admite Sánchez.

Finalmente, el rector señala: “Proyectamos una universidad que en los próximos 20 años potencie su labor desde nuestra identidad, con un aporte de gran calidad en la formación integral de sus estudiantes, en la creación de nuevo conocimiento y su transferencia a la sociedad. Priorizamos avanzar en la inclusión y diversidad de nuestra comunidad, buscamos una UC sustentable de manera integral, con la responsabilidad de ser un patrimonio cultural de Chile al servicio de la sociedad. Lo anterior, en el marco de una proyección internacional, que la posicione como un referente a nivel regional y con ámbitos de liderazgo mundial. Son grandes desafíos para lograr con el aporte de la comunidad universitaria”.

Conozca el nuevo Plan de Desarrollo UC 2020-2025

 


¿te gusta esta publicación?
Comparte esta publicación

Contenido relacionado